fbpx
zero waste fillmed

Comer Bien

/

16 . 07 . 20

Quien guarda siempre halla

No soporto tirar comida. No es solo el desperdicio de dinero lo que me duele cuando mando esos espárragos con mal aspecto a la basura. Es más bien sentirse culpable por comprar comida que no usas. Al pensar en todos esos niños hambrientos... las palabras de mi madre resuenan en mi cabeza.

Y, para empeorar las cosas, piensa en toda la energía que se necesita para producir alimentos, almacenarlos, transportarlos, entregarlos a domicilio... ¡Para luego tirarlos! Cuando tiramos comida, no solo se pudre y desaparece, sino que también libera gases de metano dañinos. ¡Qué peste!

Pero también tenemos buenas noticias. A medida que la compra de comida ha ido subiendo a un ritmo de récord en los últimos tres meses por el hecho de estar confinados, el desperdicio de comida se ha visto reducido. Solo en el Reino Unido, el desperdicio de patatas, pan, pollo y leche ha bajado un 34 %. Unos datos alentadores. Por fin empezamos a valorar la comida que tenemos y a hacer un mejor uso de ella porque es un recurso valioso. Con eso en mente, te dejamos algunos consejos para no tirar más comida.

• Resucita tus verduras ablandadas, como zanahorias y pepinos, poniéndolos en agua y enfriándolos.
• Corta a tiras las pechugas de pollo que han sobrado y congélalas para tus salteados.
• Ralla queso y guárdalo en el congelador para usarlo en salsas o tortillas.
• Aprovecha las manzanas, peras, ciruelas y albaricoques demasiado maduros para hacer un budín.
• Prepara chutney con las verduras, frutas y el pan que están a punto de pasarse.
• Son muchas las sobras que puedes cocinar con ingredientes frescos para hacerte un buen almuerzo.
• Si cocinas grandes cantidades, divídelas en porciones y ponlas al congelador para otro día.
• Guarda la fruta madura en la nevera para que dure más tiempo.
• Guarda la comida en contenedores herméticos y bolsas con cierre.
• Mide las cantidades para cocinar menos comida y deja de tirar lo que no te acabas.
• Come la comida antes de que caduque y guarda las sobras en la nevera para recalentarlas para el almuerzo del día siguiente.
• Evita cocinar más comida de la necesaria para no tener que tirar nada.

La comida desperdiciada les cuesta a las familias un promedio de 800 euros al año. Solo basta seguir unos buenos hábitos para ahorrar dinero, cuidar el planeta y sentirnos bien con lo que comemos pensando en el futuro.

Para más consejos, recetas y formas de evitar el desperdicio de comida, visita la página web de WRAP,www.lovefoodhatewaste.com